"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Aprender

Educación

Con el resultado del llamado ‘Pruebas Aprender’, la conclusión es lamentable y genera un futuro incierto: la mitad de los estudiantes secundarios de Argentina tiene bajo nivel en Matemática y Lengua.

Hay mucha desigualdad entre regiones y tipos de escuela, dentro de lo que queda exponencialmente exhibido también la situación de los colegios de 25 de Mayo, explicó una fuente en el Ministerio de Educación.

Todo arroja un dramático diagnóstico, coincidieron profesores ante la consulta de "Diálogos".

Fuente: Ministerio de Educación de la Nación
El gobierno nacional difundió los datos finales de las pruebas tomadas en octubre pasado a todos los alumnos de 6° grado y 5° o 6° año del país, con resultados aún peores de los que se conocían.

Se remarcó también una gran diferencia por nivel socioeconómico de las familias y tipo de gestión de las escuelas (públicas o privadas).

El 70,2 por ciento de los jóvenes que termina el secundario no llega a un nivel satisfactorio en Matemática, apenas si pueden reconocer algunos conceptos y resolver problemas sencillos.

Y, además, el 41 por ciento está por debajo del nivel básico en esta materia: apenas si manejan las cuatro operaciones básicas (suma, resta, multiplicación y división).

En Lengua, la situación también es crítica: sólo el 53,6 por ciento de los estudiantes secundarios que terminan alcanzan niveles de desempeño satisfactorios o avanzados.

La otra mitad de los chicos tienen bastantes dificultades para comprender un texto de relativa complejidad.

Combinando Matemática y Lengua, el 46,2 por ciento de los alumnos secundarios del último año está por debajo del nivel básico en ambas asignaturas.

Los resultados son malos, con un nivel educativo de Argentina cayendo en Latinoamérica.