"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

La Niña

Meteorología / Economía

Una versión debilitada del fenómeno climático La Niña tendrá un impacto mínimo sobre la soja, el maíz y el trigo del ciclo 2016/17 de Argentina, donde hay expectativas de amplias cosechas de los tres principales cultivos del país.

Atardecer en la campiña veinticinqueña
La Niña -la contracara del fenómeno El Niño- consiste en una aceleración de los vientos ecuatoriales (alisios) que provoca un enfriamiento del Pacífico en el Ecuador y lluvias inferiores a las comunes en Argentina, el tercer exportador mundial de soja y maíz y un importante proveedor internacional de trigo.

"El evento (La Niña) está presente, pero tiene una intensidad muy baja", dijo Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA), a "Diálogos".

"Si eventualmente hubiera una seca, va a ser por otras razones" ajenas al fenómeno, agregó.

El pronóstico meteorológico es de vital importancia para los campos ubicados en el territorio de 25 de Mayo, por su impacto en la economía y la necesaria salida de la recesión.

Luego de una temporada 2015/16 marcada por excesos de agua como consecuencia de El Niño, los expertos ahora prevén una campaña actual sin condiciones extremas.

"Nunca después de un año de El Niño hay un año seco. (Todo) apunta a una buena cosecha", señaló Eduardo Sierra, asesor climático para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

"Podría haber períodos aislados de sequía, pero no va a ser un año típico de La Niña con una sequía importante", afirmó.

La Bolsa de Cereales estimó la cosecha de maíz de uso comercial 2016/17 en un récord de 36 millones de toneladas, mientras que prevé que la producción de trigo para igual temporada alcance los 12,5 millones de toneladas.

Las previsiones de la entidad de abundantes cosechas para ambos cereales se debe en parte a una mayor área de siembra, luego de que el gobierno del presidente Mauricio Macri eliminó límites e impuestos sobre las exportaciones de ambos cultivos.

En cambio, la Bolsa redujo su estimación del área implantada con soja 2016/17 -ya que ese grano perdería superficie ante la expansión del maíz- y pronosticó su producción en 53 millones de toneladas, por debajo de los 56 millones del año previo.

A diferencia de los cereales, las ventas al exterior de la oleaginosa siguen pagando un gravamen, actualmente del 30 por ciento.