"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Mellizas

Sociedad

Son vecinas queridas de 25 de Mayo, terminan de cumplir sus 95 años (foto) y tienen intacto el optimismo de vida.

Como hermanas mellizas nacieron en la ciudad de Salto el 6 de junio de 1921.

De apellido Paramio, una se llama Pascuala Petrona, pero se la conoce como ‘Tota’, mientras que a la restante se la llama ‘Piruca’, aunque su nombre es Froilana Felisa.

Las mellizas en festejo de cumpleaños (foto gentileza Felisa Rodríguez) 

Sus padres eran españoles y ellas han heredado ese gracejo tan particular.

Es un placer compartir una fiesta con ellas, para comer, conversar y jugar a las cartas.

Desparraman alegría y diversión, una buena combinación para alejarse de la depresión pese a los golpes naturales que les tocó afrontar.

Ambas son viudas, y una de ellas es mamá.

Una especial fortaleza anímica las mantiene bien arriba espiritualmente, convirtiéndolas en obsequiosas.

Invitan a la mesa y son responsables del preparado de los platos, para los que tienen una mano destacada: “cocinan como los dioses”, coinciden sus familiares.

“Las dos son, de verdad, algo fuera de serie por lo positivas, buena onda, optimistas y siempre pensando lo bueno y no lo malo. Muy graciosas, actualizadas porque miran televisión y están al tanto con las cosas de hoy”, dijo el abogado Claudio Paramio, en calidad de dichoso sobrino.

DiálogosWeblog busca revalorizar tan ejemplar espíritu con este material.

Tota’ vivió en Buenos Aires mientras parte de sus sobrinos estudiaban en la facultad, lo que le permitió estar rodeada de jóvenes compañeros a los que en muchos casos ella misma los convocaba y se interesaba por los noviazgos.

No solo fue un perfil que la mantuvo joven, sino que hasta usó el vocabulario de ellos por aquellas épocas.

Ella tiene un hijo, Pedro Coronel, pero ‘Piruca’ no deja descendencia.

Los 16 sobrinos son predilectos, aunque lentamente los más grandes de edad van cediendo ciertas preferencias frente a los benjamines de la familia.

Ninguna de las mellizas se queja por el dinero ni tampoco hablan de enfermedades ni de accidentes. Miran para adelante y así viven, como ejemplos a ser copiados.

Esto es una prieta y parcial síntesis de vida, pero suficiente para que se tome en cuenta cómo el optimismo genera adrenalina sin importar la edad.

Al final, ‘Piruca’ y ‘Tota’ son un espejo como reflejo anímico a la par de sus primorosos 95 años.