"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

A Riestra

Sociedad / Política

Unir la ciudad de 25 de Mayo con Norberto de la Riestra, la principal localidad del interior del partido, es una odisea que se cubre a lo largo de casi 40 kilómetros por caminos de tierra.

Ingreso desde el norte vía ruta 30
Transitarlo durante este fin de semana extra largo de junio fue una tarea relativamente sencilla porque la zona lleva varias jornadas sin lluvia y todavía perduran trabajados de nivelación junto a la remoción del camino.

Hay altas y anchas huellas que perjudican a los autos, principalmente por el lado del paraje Martín Berraondo.

Seguimos a la espera del asfalto

En pleno Siglo XXI es inconcebible que todavía no se haya podido construir la necesaria ruta 40, la que fue prometida por varias administraciones e incluso contó con el respaldo del gobierno Kirchnerista.

Pero a la luz de los últimos hechos judiciales, ahora se amplía la sospecha de la desviación de fondos en esta obra pública dada la detención del ex funcionario nacional José López, mano derecha del entonces ministro de Planificación Julio de Vido y actual diputado nacional.

Por tal motivo, dirigentes veinticinqueños buscan saber si alguna de las tantas partidas demoradas en la continuación de los trabajos de pavimentación se perdieron por la corrupción.

La necesaria ruta 40 está paralizada y sin signos de alguna enventual recuperación de las tareas.

Bulevar Cabral el pasado domingo de mañana
Viajar por ruta a Riestra o Pedernales demanda una vuelta de unos 150 kilómetros, cuando en un tercio se podría hacer sin problemas.

La pasividad del interior se plasma en urbes como la riestrense y pese a una serie masiva de visitantes por los feriados, esa tranquilidad perdura.