"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Retroceso

Deportes / Opinión

Se mira la conformación de todas las zonas y no aparece ninguno de los nombres deseados. Ya se sabía, así y todo causa desazón.

Sucede que se puso en marcha la versión anual del torneo ‘Federal C’, o el llamado comúnmente ‘Argentino C’, el primer peldaño para los clubes del interior que aspiran a progresar en categorías del fútbol argentino.

Tarjeta roja al fútbol
En realidad esto no sería representativo si no fuera que, luego de varios años, 25 de Mayo no tiene representación en un certamen competitivo a nivel zonal.

Hay cuestiones económicas y deportivas que se conjugan para digerir esta clase de infortunio, ya que la ausencia de un equipo local abre interrogantes comparativos con otras ligas regionales.

La cuestión financiera tiene un peso decisivo ya que los costos de apertura de estadio, traslados, viáticos, salarios y premios nunca son compensados con recaudaciones y sponsoreos.

Se suma lo estrictamente deportivo frente a la urgencia de refuerzos necesarios para no desentonar, los que generalmente se deben buscar fuera de 25 de Mayo por intereses poco concebibles entre las propias instituciones deportivas.

Resulta penoso que la Liga Veinticinqueña de Fútbol (LVF) no tenga al menos un equipo en el torneo que fiscaliza el Consejo Federal de la AFA, cuando años atrás hasta una misma zona tuvo a cuatro clubes del lugar.

Algún eslabón de la cadena falló, es un retroceso aunque existan esfuerzos para disimularlo.Una pena porque al menos una plaza estaba disponible.

Sobrarán motivos reales para justificar las ausencias, pero también se repiten excusas poco entendibles en línea con la mediocridad del fútbol local pese a las buenas intenciones de algunos dirigentes.