"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Sr. Sastre

Columna / Sociedad

Por Mónica Rocco (*)

Escribir sobre mi papá es una aventura especial, es recorrer su vida, nuestros recuerdos.

Al hacerlo, me encuentro con un mundo sensible que lleva la camiseta de San Lorenzo, el sentimiento del tango, el amor por la familia, las plantas y los perros; recuerdo aquella vez en la que le pregunté qué regalo quería para un cumpleaños y me respondió con total naturalidad: “No hay mejor regalo que se le pueda hacer a una persona que un perro”.

Abel Rocco y la ternura de su hija
Tengo de él la misma manera de sensibilizarme frente a situaciones que involucran afectos, cubriendo los ojos de lágrimas con mucha facilidad.

Somos “lacrimógenos” por naturaleza y creo que una de sus nietas, Violeta, continúa con esta herencia.

Admiro su personalidad relajada, su buen humor y también su memoria asombrosa; creo, sin exagerar, que recuerda palmo a palmo todo lo que conoció.

Es como una agenda viviente: teléfonos, patentes, fechas, aniversarios, ni hablar de equipos, goles y campeonatos de su San Lorenzo querido y la lista continúa.

Conozco su pasión por el oficio de sastre, el cual, si bien fue una elección casi forzosa por el fallecimiento temprano de su padre, me comentó hace muy poco que lo volvería a elegir haciendo quizás otro recorrido de mayor crecimiento.

Aprendí en la sastrería que una manga o un cuello pueden llegar a tener más vueltas que una oreja. La ropa a medida no siempre se refiere a lo que dice el centímetro, sino a lo que cada uno se habilita para usar dentro de su deseo.

Porte de sastre en su mesa de trabajo
Las vestiduras con que se cubre el cuerpo son también una envoltura, un traje que lo contiene.

La afanosa tarea de coser, unir, emparchar y arreglar es lo que yo hago también en otro campo: la psicología, donde fragmentos de sueños, retazos que no son de tela, sino de recuerdos, impresiones, deseos que componen la vida emocional, se unen a través de la palabra para confeccionar el mejor ropaje que sirva para abrigar o lucir.

Buscando una foto entre tantas (arriba izquierda adjunta), elegí una en la que, mientras abrazo, siento la felicidad de tenerte, papá querido.


(*) Psicóloga veinticinqueña, material escrito para “Diálogos” en reconocimiento a Abel Rocco como vecino ejemplar desde su tradicional sastrería en 27 entre 16 y 17.