"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Cartelería

Deportes / Política / Opinión

Cuando lo legal embarra lo racional.

Conciencia y Respeto” se llama la campaña lanzada por el grupo veinticinqueñoBandidos Rurales’, conformado por amantes básicamente del ciclismo y que tiene por objetivo hacer tomar conciencia del cuidado de los automovilistas cuando alguien se traslada en bicicleta por la ruta.

Cartelería indicativa
Hace años que el Camino al Sur es utilizado por decenas de ciclistas para disfrutar, entrenarse u ocasionalmente para hacer competencias, por lo que es necesario advertir a los conductores de rodados de mayor porte para que tomen recaudos de seguridad.

Por ello se lanzaron a colocar carteles (foto) para que imperen normas de respeto mediante la acotación de una distancia mínimo al superarse a un ciclista y el uso de la bocina de ser necesario para advertir la presencia.

Sin embargo, se dijo que apareció al menos una voz política local crítica a esos carteles ya que está prohibida la instalación privada cuando le corresponde a Vialidad provincial.

Acá prima algo básico y elemental frente a la inoperancia política: si un cartel “sin autorización” sirve para salvar una vida, ya es importante el rol porque cumple su cometido.

Frente a tantas necesidades, es ilógico un planteo en contra de esos carteles, salvo intereses desconocidos.

No se trata de un incentivo a violar una normativa, se trata de comprender que un emprendimiento privado suple lo que debería hacer el Estado, el que tiene miles de muchas otras prioridades a la hora de tomar decisiones.

Si es para bien de la comunidad, no importa quién lo hace sino porqué se concreta.