"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Euforia marchita

Deportes / Opinión

Por Gastón Otaola

Hasta el 13 de julio se juega, se disfruta y se sufre con el Mundial de la FIFA en Brasil.

En este mes, todo el mundo futbolero -me incluyo- y otros curiosos confluimos en ver jugar a las 32 mejores selecciones y ocasionalmente a los más influyentes jugadores del mundo, aunque haya algunas ausencias por lesión o porque sus equipos no clasificaron.

Messi, la leyenda
Brasil como anfitrión de este campeonato tiene la responsabilidad de llevar al fútbol a lo más alto del escalafón global, pero no la va a tener tan sencilla.

Hay muchas selecciones que harán lo posible para robarle esta copa al pentacampeón, que claramente es el mayor favorito. Sin embargo, Alemania juega un fútbol diferente, mucho más eficiente que el resto de los seleccionados … es mi candidato !!!

Argentina también está entre las favoritas y además tiene el plus de contar con mejor jugador del planeta: Lionel Messi.

Pero no todo es color de rosa como parece.

No conforme con las decisiones del técnico Alejandro Sabella, y tampoco por como dirige al equipo que se supone ser el de todos los argentinos. Creo que no está capacitado para ser campeón en Brasil dado que una de las mayores falencias está en el desequilibrio entre el ataque y su defensa, siendo ésta muy deficitaria.

Este posicionamiento me trae muchas discusiones con amigos y compañeros, lo que es de esperar.

La selección nacional está estructurada por un responsable que está convencido del armando a favor de un sólo jugador -que nunca fue excelente con la albiceleste-, para que de pronto se ilumine a lo largo de estas semanas tan especiales para todos los futboleros y haga maravillas. Perdonen, pero no creo esto.

En fin, estos párrafos forman parte de una simple opinión de un joven que ama ver y jugar al fútbol.