"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Inflación cuestionada

Economía

Cuando Argentina modificó su índice de precios al consumidor este año, los inversores se mostraron aliviados de que la tercera economía de América Latina estuviese tratando de ganarse nuevamente la confianza de los mercados financieros tras años de reportar una inflación muy por debajo de la real.

Aislada de los mercados de deuda por más de una década, Argentina presentó un nuevo IPC como una de sus estrategias para restablecer el crédito internacional y mejorar las reservas del Banco Central, luego de una caída de más de un 30 por ciento el año pasado.

Pero, el nuevo índice continúa mostrando una inflación menor a las estimaciones de los analistas y el Gobierno dejó de detallar los productos medidos por el índice, algo que disparó preguntas sobre qué porcentaje del dato oficial está siendo afectado por los controles de precios sobre algunos alimentos y productos para el hogar.

"Simplemente, los precios minoristas de la economía están manipulados por la deformación de los 'precios cuidados' que no tienen ninguna certeza, ya que por el tamaño de los productos que incluye, no abarcan las adquisiciones mayoritarias de la población", dijo el economista y ex presidente del Banco Central Rodolfo Rossi.

Desde el 2007 al 2013, el IPC reflejó poco más que la opinión del zar de precios del Gobierno, Guillermo Moreno. Feroz defensor de las políticas fiscales de la presidenta Cristina Fernández, Moreno era conocido por presionar a empresarios para que mantuvieran los precios bajos.

En esos años, Argentina reportó una inflación que era solamente la mitad de la informada por consultores privados. Esa discrepancia dañó la confianza en el Gobierno, amplió el riesgo de la deuda de Argentina y el país fue amonestado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La inflación oficial del 2013 fue del 10,9 por ciento, lo que se compara con estimaciones privadas que la ubicaron en el 25 por ciento.

El nuevo índice mostró una inflación del 3,7 por ciento en enero, muy por debajo del 5,6 por ciento estimado por analistas en una encuesta realizada por Reuters. En febrero, el Gobierno informó una inflación del 3,4 por ciento contra un 4,2 por ciento estimado por economistas consultados por Reuters.

En marzo, la inflación oficial fue del 2,6 por ciento, más cercana al 3 por ciento de la encuesta de Reuters y el 3,3 por ciento de un estudio publicado por el Congreso del país.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, ha dicho que sólo el Instituto Nacional de Estadísticas (INDEC) tiene la capacidad de medir la inflación en un país tan grande como Argentina.

"UNA CAJA NEGRA"

El INDEC no da detalles de los datos que conforman las seis regiones que componen el IPC. Tampoco publica promedios de precios para los productos incluidos ni informa la inflación subyacente, que mide tendencias de largo plazo y excluye cambios de precios transitorios.

"Ahora no se sabe muy bien que están haciendo porque cada vez difunden menos información. No publican ni los precios de referencia (los precios medios de los productos principales) ni datos regionales, solo un dato nacional (...) Simplemente ocultan los datos", dijo Marcela Almeida, una matemática del INDEC, a Reuters.

Algunas de las funciones que cumplía Almeida le fueron retiradas a fines del 2007 luego de sus primeras quejas públicas sobre el índice. Fue restituida en su cargo por un juez este año, pero ya no está directamente involucrada en la preparación del IPC.

Funcionarios del INDEC rechazaron ser entrevistados para este artículo.

El segundo y último período de Fernández como presidenta termina a fines del 2015. En los últimos tres meses, ha recortado subsidios al gas natural, permitió que la moneda se devalúe y está por comenzar negociaciones para la cancelar la deuda impagada con el Club de París.

Los inversores esperan que estas medidas mejoren las finanzas de Argentina, pero todavía están preocupados por la veracidad de los datos oficiales.

El IPC es presentado todos los meses como una "caja negra", dijo el empleado del INDEC y vocero sindical Raúl Llaneza. "No sabés que hay adentro", dijo.

"El núcleo del problema es que están escondiendo información que se necesita como herramienta para analizar la economía", concluyó.