"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 123 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Influenza H1N1 opinable

- Akumal, México (*)

. Haciendo a un lado las bromas y miles de ocurrencias graciosas que vienen a mi mente ante el penoso espectáculo televisivo que están protagonizando nuestras autoridades mexicanas (personificando sus propias versiones del Dr. House y del teniente Horatio Cain, con una ficticia omnipotencia "científica"), me comienzo a preocupar realmente de lo que están verdaderamente gestando sin darse siquiera cuenta de la magnitud de sus actitudes.
. Partiendo de los hechos, que indican que existe hoy por hoy una incidencia en México por abajo del 0,00013 por ciento de CATARROS oficialmente detectados, que por muy elegante lo quiera ponerlo el presidente Calderón diciendo que es la "influenza porcina" (H1N1), no deja de ser un simple catarro.
. Aunque nos quieran dorar la píldora con sutilezas sintomáticas me parece sorprendentemente ridículo que estén manipulando a la opinión pública haciéndonos creer que estamos todos participando en la nueva producción de Steven Spilberg sobre la pandemia que concluirá con el fin del mundo.

Escenario
. Por supuesto no son ellos, las autoridades, los que han creado este monstruo imaginario (y no me refiero al pinche catarro sino a la historia de terror que están entretejiendo a su alrededor), de hecho ellos mismos son parte de la opinión pública que está siendo manipulada, tal vez por alguna farmacéutica que está lista para sacar al mercado una super-vacuna para prevenir o curar el catarro (especulo).
. Pero hay que echar un vistazo al campo de cultivo donde se están sembrando estas semillas de pánico mortal: las mentes de gente que cree ciegamente en que su salud depende única y exclusivamente de causas externas (contagios) y no internas (condición física, estilo de vida, hábitos de higiene).
. Esto hace que cualquiera pueda sentirse potencialmente víctima de algún probable portador de la mismísima muerte, lo que lo llevará a actuar irracional y exageradamente (como le sucedió al equipo de las Chivas del Guadalajara que fueron tratados como leprosos en su viaje a Chile).

(Sigue en Parte II)

(*) Opinión del mexicano Enrique Torres, desde Akumal, ciudad del caribe en México.