"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 121 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Sin cámaras

- Una vez más se puso de manifiesto las insalvables diferencias en el Poder Ejecutivo entre la presidenta, Cristina Fernández, y el vicepresidente, Julio Cobos, cuando hubo orden de no mostrar al segundo durante una fiesta popular transmitida por el oficial Canal 7.
. La falta de diálogo entre las partes desde el rechazo legislativo de la famosa "Resolución 125" vinculada al campo, hace que la estrategia del matrimonio Kirchner sea quitarle a Cobos toda clase de protagonismo, cuando faltan tres años para que concluyan los respectivos mandatos.
. Es evidente que una situación así no le hace bien a ellos, como tampoco, principalmente, a Argentina.
. El nuevo capítulo de la guerra mediática ocurrió en la reciente inauguración de la edición 2009 del festival de doma y folklore de Jesús María, Córdoba, cuando Cobos estuvo junto al gobernador de esa provincia, Juan Schiaretti, quien también tiene diferencias con la presidenta.

Fuera de foco
. Canal 7, la llamada televisión pública y responsable de la transmisión nacional del festival, censuró y no mostró correctamente la presencia del funcionario.
."Hubo un llamado telefónico desde `arriba´ para mandar un corte (publicitario)", hizo saber un trabajador del canal cuando aparecía Cobos en pantalla.
. Medios de prensa contabilizaron cuatro momentos en los cuales quedó en evidencia la decisión de censurar de la pantalla oficial al vicepresidente y a Schiaretti. Ambos fueron nombrados fuera de la transmisión televisiva.
. Algunos legisladores ahora quieren investigar.
. El suceso se encimó con la suspensión por una semana del viaje de Fernández a Cuba y Venezuela por una lipotimia, de acuerdo al parte médico oficial, más allá de la suspicacia que abrió la ausencia física en cuanto acto político se le arma de manera diaria.
. Hubo mucho cuidado desde el Gobierno en la manera de comunicar el problema de salud de la mandataria.