"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Conservadorismo

Economía / Opinión

El sistema financiero de 25 de Mayo se encuentra bajo el azote de un fenómeno que no ayuda a desarrollar la economía doméstica, una evidente actitud conservadora por parte del sector comercial privado.

Centro bancario desde 9 esquina 29
Este rubro económico es quien debe tomar decisiones para generar crecimiento y mano de obra, por lo que el acceso al crédito se convierte en un arma fundamental para ampliar horizontes.   

En base a datos del Banco Central al que tuvo acceso “Diálogos”, los bancos de nuestra ciudad poseen en promedio un 65 por ciento de fondos depositados (cajas de ahorro, cuentas corrientes y plazos fijos) frente a un 35 por ciento de créditos otorgados, cuando lo ideal sería –al menos- a la inversa.

Efectivamente, el panorama es diferente en otras ciudades de la zona, como Saladillo, donde la proporción es 70 a 30 por ciento de créditos contra depósitos, un síntoma de riesgo para buscar nuevas alternativas de negocios.

La presencia dominante de la banca oficial tiene su rol gravitante a la hora de medir tenencias físicas de liquidez.  La potencial llegada de otra entidad privada servirá para sopesar la situación (reporte referencial)

Al complejo spread financiero actual (diferencia entre tasa pasiva –depósito- y tasa activa-crédito-), lo informal también domina la escena, con los perjuicios tributarios que ello conlleva.

Las postura de optimismo o pesimismo se generan por las políticas del gobierno nacional de turno, para un proceso económico acostumbrado a los tumbos de la inflación o a las rachas de bonanzas hasta por factores globales.

El conservadorismo parece una constante en la historia veinticinqueña, ejemplificado en este caso mediante saldos financieros.