"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Perjuicio

Salud / Política

(Agrega renuncia)

La suciedad de las palomas y los tordos en la Plaza Mitre nuevamente pone la atención en los riesgos para la salud veinticinqueña, al margen de los problemas colaterales que arrastra.

Sin embargo, también se convirtió en un problema político por enfrentamientos con el Legislativo y la renuncia de un funcionario.

La vieja disputa, entre quienes quieren resguardar a las aves y quienes directamente buscan eliminarlos, se reflota una vez más, mientras los vecinos sufren las consecuencias.

Personal municipal desarrolla una poda de árboles de manera excepcional por la época (foto), lo que también produjo el enojo de quienes dicen que se destruyen a las plantas en pleno verano.

“Esta medida fue adoptada en forma excepcional con la intención de priorizar y preservar la salud pública por sobre todas las cosas, ya que las palomas y tordos son considerados una plaga que transmiten múltiples enfermedades infecciosas”, dijo un comunicado oficial.

Allí se destaca que la mayor problemática se origina en la materia fecal contaminante, causante de generar enfermedades mediante agentes infecciosos como virus, hongos y bacterias que causan alergias y dolencias respiratorias.

El ingeniero Ignacio Feola, ahora ex funcionario local en Asuntos Agrarios, se opuso rotundamente a la medida al expresar en FM Mil: "el problema son las palomas, no los árboles. Lo que se está haciendo es una atrocidad".

Esta discrepancia hizo que presentara su renuncia al cargo.

Más allá de las cuestiones políticas, la solución definitiva se debe encontrar, porque si solo se logra desalojar de palomas y tordos a la plaza central, todos los edificios de la periferia seguirán afectados.