"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Contacto

Economía / Política

La ansiada ejecución de la ruta 40 entra nuevamente en escena ante los indicios de una eventual reactivación del proyecto, a 10 años de versos, mentiras y desvíos de fondos.

Verbalmente está comprometida la palabra, desde la gobernación bonaerense, para buscar alternativas que ayuden a concretar el importante asfalto.

“Es un tema que maneja (el área) de Infraestructura, pero es bueno que personalmente sepa la importancia (económica) de esa ruta para la zona”, dijo recientemente a “Diálogos” el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza (foto).

En una pausa durante un coloquio empresarial realizado en Mar del Plata (reporte), como veinticinqueño se le trasladó la inquietud a dicho funcionario para ayudar –con más voces- a que definitivamente se comprenda la trascendencia de la ruta 40.

El tema requiere aún más relieve de cara a la pronta discusión del presupuesto provincial para el 2017.

“Si una primera etapa es tan corta, obviamente para la Provincia no es tanta erogación”, enfatizó Lacunza, quien compartió la bajada de línea como decisión política para que el trabajo se pueda reactivar, más allá de unos escasos votos que pueda aportar la región beneficiada.

El intendente Hernán Ralinqueo ha movilizado la inquietud en su contacto con la gobernadora, como así también frente a otros funcionarios de sectores como Vialidad provincial.

El primer tramo de la necesaria ruta 40 unirá la ruta 51 con el paraje Martín Berraondo, y una segunda etapa llegará hasta Norberto de la Riestra, vital en el conexión con el norte del partido.

“Tenemos las cuentas (públicas) más ordenadas, hemos logrado sacar la cabeza de abajo del agua, hemos reconocido y blanqueado un montón de deuda. Iremos gradualmente analizando la situación” de todas las obras públicas, remarcó Lacunza en una entrevista con la agencia Reuters.

La provincia de Buenos Aires concretó exitosamente en los últimos días la reapertura de deuda soberana en dos tramos por un total de 750 millones de dólares, para completar el año con una emisión por 3.000 millones de dólares.

El ministro le dijo al medio periodístico internacional que "para el 2016 se tenía un tope de (endeudamiento de) 4.000 millones de dólares y hemos colocado 3.000 millones en tres tramos (...) Nos queda un cupo, veremos si es necesario salir (al mercado) nuevamente".

Las anteriores colocaciones fueron por 1.250 millones de dólares en marzo y por otros 1.000 millones en junio.

Los fondos recaudados se destinan a financiar obras sociales, de infraestructura y otros proyectos de inversión pública, así como a mejorar el perfil de deuda del emisor.

El proyecto de presupuesto para 2017 de la provincia, la más importante económicamente de Argentina, prevé un endeudamiento máximo por hasta 3.300 millones de dólares.