"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Incontrolable

Sociedad / Política

Poner en regla el uso de motocicletas en 25 de Mayo no tiene solución inmediata por más cambio de gobierno ni renovadas buenas intenciones de la dirigencia.

Ocupantes de esas motos sin casco, vehículos sin luces, ausencia de chapa patente, conductores indocumentados, ruidos molestos y piruetas callejeras son solo algunos de los pormenores que se observan en las calles de la ciudad cabecera.

Sin casco en calle 18
El calor del verano todo lo potenció, pero durante el frío invernal nada cambió.

La publicidad municipal abunda para recalcar la importancia de respetarse las normas de tránsito para evitarse cuantiosas multas. Hay predisposición, aunque nunca alcanza.

Sin embargo, son los menos quienes respetan las indicaciones.

Dos ejemplos sobran para graficar esta problemática: los fines de semana en los alrededores del parque de la Laguna Mulitas y cualquier noche pueblerina.

Simplemente se debe observar desde una esquina para contabilizar innumerables infracciones, las que se suman a otras que efectivamente concreta el equipo de tránsito oficial.

Noches atrás, sólo 10 minutos fueron suficientes para comprobar tantas irregularidades en 11 esquina 28 hacia alrededor de las 11,15 pm: de 8 motos que pasaron, una llevaba a su ocupante con todo en regla, otros dos pasajeros pasaron sin casco y las restantes cinco totalmente antirreglamentarias.

Infracción por acceso
Además, tres de ellas pasaron dibujando la pirueta conocida como “willy”, o sea la rueda delantera al aire con apoyo en la trasera.

Otro peligro que se suma está dado por el rodar a contramano de algunos motociclistas, incluso, usando la vereda como lugar de movilidad.

Sirve insistir en la advertencia de tanta anomalía e imprudencia, un real peligro sin solución que también cuesta vidas.

Lamentablemente, no es un tema solo de 25 de Mayo, ya que decenas de otras municipalidades enfrentan igual desafío ante el reclamo natural de quienes respetan las reglas.