"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Por qué?

Economía / Educación

Todo aumenta en Argentina, la inflación no deja de derribar supuestos topes. Esos techos del 25 y ahora del 30 por ciento anual ya fueron superados.

Frente a una economía estancada, mayor desempleo e incremento de la pobreza por el sinceramiento que encara el gobierno de Mauricio Macri, los combustibles no son la excepción.

Valores en 25 de Mayo
Las naftas acumulan alzas promedio de un 12 por ciento en 2016, pero desde el cambio de gobierno en diciembre ya hubo tres incrementos, sin que se descarte otro a corto plazo.

Esta variable tiene impacto directo en los precios de los alimentos por encarecimiento en los traslados.

En 25 de Mayo, el precio de la nafta de mayor octanaje ronda los 19,3 pesos por litro, casi 2 pesos más que en la ciudad de Buenos Aires.

Pero hay una pregunta que muchos se hacen: por qué aumenta el combustible en Argentina cuando el petróleo en el mundo está debilitado?

Esto tiene una respuesta simple a ser explicada en “Diálogos” de manera lineal para que se entienda correctamente.

# Detalles

El motor del incremento es la estatal YPF, que por un lado necesita fortalecer su caja para el funcionamiento operativo y la ejecución del programa de inversiones y por el otro contribuye a derivar liquidez al Tesoro Nacional.

Las petroleras justifican los aumentos con la devaluación arrastrada desde diciembre ya que, si bien internamente se vende en pesos, ellas pagan el precio del petróleo en dólares.

Las razones de ir a contramano del mundo en términos de combustibles son bien argentinas.

# Contexto

En 2007, cuando el barril valía 140 dólares en los mercados internacionales, el Ministerio de Planificación fijó un precio doméstico de 42 dólares. Con esta medida, buscó frenar las presiones de las petroleras para aumentar los precios en los surtidores, lo que sí sucedía en el resto del mundo.

Para que su objetivo se cumpliera, Planificación comenzó a restringir las exportaciones petroleras, un gran negocio por aquellos días.

Hoy sucede todo lo contrario con ese precio del barril interno. Como se fue ajustando a la realidad de los costos de las petroleras en el país, el valor actual es de casi 30 dólares por encima del internacional.

Sin embargo, ni en el gobierno y menos en las provincias petroleras quieren actualizar este desfasaje para que el consumidor pague menos por el litro de nafta.

# Clave

En concepto de impuestos (impuesto a la transferencia de combustibles –ITC-; IVA; la tasa hídrica, impuesto a débitos y créditos bancarios; Ingresos Brutos) el Estado nacional se queda con el 50 por ciento del precio minorista del litro de nafta.

Además, algunos municipios o provincias cobran una "tasa vial" que oscila entre 30 y 75 centavos por litro para obras en rutas y caminos.

Por ende, una baja en el valor de la nafta implicaría menos recaudación en un momento en el que el déficit fiscal es cada vez más preocupante.

Humor casero
Las provincias petroleras son los otras interesados en sostener el precio argentino de las naftas. El valor local del barril es la variable que fija el monto que cobran de regalías. De bajarse, sus cuentas públicas, ya en rojo, entrarían en zona de riesgo.

La YPF reestatizada es el último eslabón de esta cadena de precios distorsionada. La empresa necesita mantener su facturación en alza para seguir invirtiendo en el complejo no convencional ‘Vaca Muerta’ y otros pozos convencionales y así recuperar lo antes posible el autoabastecimiento energético.

# Atención

Una baja de precios en los surtidores sería menos recaudación y también un problema político para el gobierno tras la expropiación a Repsol. La inflación, en paralelo, sube los costos locales para la empresa.

Por otra parte, YPF necesita que el precio internacional del crudo vuelva a los valores por encima de los 80 dólares para que invertir en 'Vaca Muerta' vuelva a ser rentable. Por estos días, ese precio internacional apenas supera los 40 dólares.

Las que guardan silencio son las petroleras en el país. Por la distorsión del precio interno con el internacional del petróleo, se les abrió un gran negocio en dólares: la importación de nafta.

Por ello, hoy es más rentable importar que producir en el país.