"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Tras las rejas

Policiales

Terminó la novela ya que los prófugos más buscados del país están nuevamente en la carcel.

La policía de la provincia de Santa Fe, que reivindica parte de su manchado orgullo, detuvo a los dos narcotraficantes condenados a prisión perpetua por un triple asesinato que se habían fugado hace dos semanas junto al líder de la banda, que fue apresado 48 horas antes.

Lugar de la detención
El caso moviliza a Argentina por sus supuestas vinculaciones políticas.

Los reos escaparon de la cárcel ubicada en General Alvear, y originalmente se temió que algún campo de 25 de Mayo fuera usado como refugio forzado dada la proximidad geográfica, dijo a "Diálogos" un investigador ayudante de la causa.

El caso generó fuertes críticas contra el recién asumido gobierno del presidente Mauricio Macri, que el sábado último reportó que había capturado a los tres delincuentes y luego debió reconocer que había recibido información falsa (ver enlace).

"Los dos prófugos están detenidos. Los han detenido las Tropas de Operaciones Especiales de la Policía de Santa Fe", dijo Carlos Fascendini, vicegobernador de la provincia donde desde hace días los fugitivos huían de un enorme operativo de las fuerzas de seguridad.

La policía del poblado de Cayastá celebraba las detenciones, no solo por su tarea sino porque todas las detenciones se hicieron en la jurisdicción.

Una fuente del Ministerio de Seguridad de la Nación dijo que se trata de un gran alivio tras el "bochorno" del fin de semana, al ratificar que políticamente era una satisfacción porque los tres reos están con vida y se disminuían así los costos que ya pagaba la gestión de Macri.

Los prófugos fueron atrapados en una zona productora de arroz, a unos 580 kilómetros al norte de la capital argentina. Los fugados estaban en un molino arrocero con el encargado del lugar como rehén.

"Cuando llegan los policías locales lo empiezan a buscar a mi marido y no lo encontraban, y ya sospecharon que algo sucedía en el lugar. Ahí las toman por sorpresa a estas personas", dijo la esposa de Martín Franco, el empleado de la empresa agrícola.

Prontuario recargado
Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci escaparon el 27 de diciembre de la prisión de alta seguridad de la bonaerense General Alvear, donde pagaban condena de cadena perpetua por el asesinato en 2008 de tres empresarios que -al igual que ellos- traficaban efedrina, usada para fabricar drogas sintéticas.

Martín Lanatta, el líder de la banda, fue detenido el sábado e inmediatamente trasladado a la ciudad de Buenos Aires.

"Esto es nada más el principio de una tarea que nos va a llevar tiempo, años", dijo en una rueda de prensa la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que añadió que prepara un informe sobre organizaciones criminales que dieron información falsa al gobierno para despistarlo.

La fuga generó amplio revuelo en Argentina porque ocurrió meses después de que Martín Lanatta afirmara en un reportaje televisivo que el crimen cometido fue ordenado por Aníbal Fernández, entonces Jefe de Gabinete de ministros y candidato a gobernador de la mayor provincia del país.

Fernández ha negado la acusación, a la que consideró parte de una operación política para desprestigiarlo y perjudicar al Gobierno de centroizquierda de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuyo candidato presidencial perdió un balotaje frente a Macri unos meses más tarde.

El caso ocupó durante días las primeras planas de diarios locales y reavivó las preocupaciones sobre el tráfico de drogas en Argentina, que fue un eje central de la campaña de Macri.

# Reporte Reuters
- en español