"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Años locos

Sociedad

El compartir generacionalmente aspectos de crecimiento en un pueblo típico del interior argentino, como 25 de Mayo, genera hasta involuntariamente la movida por parte de un grupo de hombres del lugar unidos por ese arraigo y pasiones provenientes de la adolescencia.

Lo que fuera hace años una cena reducida de amigos veinticinqueños en Capital Federal, para reflotar décadas pasadas de la juventud, derivó con el paso de los años en la sumatoria de voluntades interesadas en compartir aquellos recuerdos.

Reunión generacional de veinticinqueños

Esta costumbre de reunirse periódicamente hizo que en más de una noche porteña se juntaran coterráneos del pago chico que actualmente habitan en ciudades como La Plata, Pilar, Tigre y en la propia Buenos Aires, entre otros sitios cercanos (ver nota archivo).

La brecha generacional se centró entre unos 45 y 58 años, con gratas excepciones porque las renovadas anécdotas convalidaron la ampliación de la mesa.

El compromiso de pertenencia hizo que en una de las tantas charlas surgió la idea de trasladar esa mancomunión al mismo lugar neurálgico que los vio crecer, para anexar a otros compañeros, amigos y conocidos que formaron parte directa o indirectamente de las décadas pasadas.

Fue así, como unos 20 hombres radicados en 25 de Mayo fueron invitados para compartir un asado con otros 20 veinticinqueños habitantes en otras latitudes, sin distinguir trabajos ni ideologías.

A comienzo de mes una quinta propiedad de los hermanos Casasco –en el acceso Lebensohn- sirvió de punto de encuentro para que bajo la responsabilidad en la parrilla del estoico “Carlitos” Rey y la coordinación grupal de Marcelo Destefano se compartieran momentos de gratificantes recuerdos.

Como la mayoría de los asistentes lucieron en aquel pasado alguna camiseta de los clubes barriales, se contó con la asistencia de los técnicos de fútbol Juan Carlos Álvarez y Claudio Compagnoni, más el kinesiólogo Jorge Macagno de larga trayectoria en San Lorenzo de Almagro.

Estuvo presente toda gente que abraza desde el respecto de aquella adolescencia el valor de la palabra y que con el paso de los años refuerza ese sentido de pertenencia por el arraigo a 25 de Mayo.

Heterodoxo grupo, que crece hasta intangiblemente mediante relevos naturales por la cantidad, pero que no olvida esos lugares de formación que marcan el camino de vida con la cuesta de los años.

Así se revalorizada la amistad, incluso entre aquellos que hacía décadas no se habían vuelto a cruzar.