"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Y, ahora 25?

Política / Opinión

El electo “Frente para la Victoria” (FpV) de 25 de Mayo está obligado a reforzar estrategia y debe pensar en cómo convivir con Mauricio Macri en la presidencia y María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

Una vez más, nuestro terruño queda a contramano del poder político en las altas esferas, desde donde se necesita y se requiere ayuda en gran parte de la gestión municipal.

Los principales dirigentes, encabezados por el flamante intendente Hernán Ralinqueo, tienen ahora un escenario muy diferente sin Daniel Scioli en la Casa Rosada ni Aníbal Fernández en la gobernación de La Plata.

Encima, con la agrupación ‘La Cámpora’ en plena retirada de lugares estratégicos desde donde el kirchnerismo supo encastrar inclusivas decisiones.

Los principales hombres del peronismo, que ganaron en sus provincias, también buscan cómo relacionarse con Macri en el poder.

No dejaron de apoyar públicamente a Scioli en ningún momento, pero en privado avizoraban otro terreno previo a que el gobernador de Buenos Aires sea derrotado el domingo en las urnas del balotaje.

Nada más pragmático que el peronismo, que después de 28 años perdió la emblemática provincia de Buenos Aires y ahora, después de 12 años de kirchnernismo, pierde la elección presidencial.

La derrota nacional inquieta, como también ocurrió previamente con la provincial.

Justo ahora, la variante peronista del kirchnerismo ganó la intendencia de 25 de Mayo tras 16 años de radicalismo y otras variables que incluyeron una junta vecinal en el municipio.

Ralinqueo venció por escaso margen en octubre a Martín Torre de “Cambiemos”.

Está claro que las declaraciones públicas que harán los dirigentes veinticinqueños serán cuidadosas frente a lo que viene por la convivencia democrática a afrontar.

A días del traspaso del poder, ya se extraña la injerencia de la carismática Cristina Fernández, otra derrotada al dejar públicamente la campaña de Scioli en las últimas semanas ante el manifiesto rechazo de una parte de la ciudadanía.

Además de la desgastante presión electoral, un dolorido Scioli debe hacer una retirada ordenada del poder provincial.

Se vienen tiempos de cambio y de renovación en la conducción del peronismo, un movimiento ya en campaña para una reorganización interna donde varios buscarán ser cabeza visible.

Mientras tanto, 25 de Mayo queda otra vez a contramano.