"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Barajar y dar

Política / Opinión

Las recientes elecciones primarias dejaron hechos concretos para la vida política de 25 de Mayo, que tras analizar sus implicancias retomará el armado dentro de cada frente o alianza hacia las generales de octubre, donde surgirá un nuevo intendente.

El titular del Ejecutivo será nuevo porque inesperadamente perdió su interna la mandataria actual, Victoria Borrego, a manos de Martín Torre que lideró en “Cambiemos” por escaso margen, pero suficiente para ser el candidato del sector.

Ambos radicales de base, la intendente llegó en nombre de su junta vecinal Nuevo Siglo – Coalición Cívica y el veterinario por la UCR sobre el acuerdo a nivel nacional.

"Ser oficialista y perder en una interna, es sinónimo de mala gestión", escribió un vecino veinticinqueño en las redes sociales.

Otra interna que acaparó una sostenida atención, entre una notoria merma de votantes por las copiosos lluvias del domingo de las PASO, fue la del “Frente para la Victoria”, donde con holgura venció Hernán Ralinqueo y así encabezará la lista.

Quien sacó más votos de manera individual fue Diego Di Salvo, el mayor referente del massismo en territorio veinticinqueño desde hace años, y quien revalidó su candidatura por “Unidos por una Nueva Alternativa” con la aspiración cierta de ganar la siguiente elección.

Muy lejos de sus aspiraciones quedaron Diego Canullán, en nombre de un ignoto partido “Todos por Buenos Aires”, y de Mariano Grau por el "Progresismo", quien retornó al ruedo local con escaso aval de votos y eso lo hizo truncar su continuidad.

Desde abajo, quedó peleando Christian Díaz Compagnoni con su espacio de izquierda.

La tormenta restó gente en las urnas y ahora se abren espacios de conquista de votos, dentro de una sociedad caratulada como conservadora y que está en la antesala de un cambio real.

Las propuestas de los ahora candidatos son variadas y escalonadas, importantes para que se tengan en cuenta a futuro inmediato, con la idea concreta de exigirles esos compromisos.

Este panorama de renovación ya causó simbronazos en las estrategias comunicacionales porque votantes de las internas a un precandidato seguramente no volverán a avalarlo en octubre y están los perfiles de candidatos que nunca serían elegidos por una parte de la sociedad de 25 de Mayo.

Creer que ahora los votantes deciden por sus referentes, es menospreciar la capacidad adulta de los empadronados.

Por los compromisos asumidos, gane quien gane, tendrá las chances reales de darle otro aire a los habitantes y a quienes llegan hasta 25 de Mayo.

# Notas relacionadas
- Resultados
- Di Salvo, al frente
- Bajo la lluvia