"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Un candidato a tres puntas

Política / Opinión

- Por Guillermo H. Faviano (*)

Es muy llamativo lo sucedido con la lista que encabeza Diego Canullán.

Cada aspirante debía presentar su lista en el partido político o frente o alianza por la que pretendía postularse hasta las 24 horas del sábado 20 de junio de 2015. Ese plazo era fatal e improrrogable para todos los partidos y para todos los precandidatos. Esa presentación se hacía en las Juntas Electorales de cada agrupación política.

Dibujo ilustrativo
Ningún precandidato podía presentarse en dos partidos o agrupaciones políticas al mismo tiempo, porque el artículo 3 de la ley Nro. 14.086 lo prohíbe terminantemente.

No se entiende entonces cómo pudo hacer Diego Canullán, para que una vez que su lista fuera rechazada por el Frente Renovador de Sergio Massa, pueda "aparecer" postulado, de buenas a primeras, como candidato por un "sello de goma" llamado "Todos por Buenos Aires" constituído el 27 de junio de 2014, cuya sede partidaria está en la calle Maipú 369 de Bella Vista, partido de San Miguel, lugar que sería bueno visitar para comprobar si esa sede realmente existe.

Ya días antes del 20 de junio, Diego Canullán había intentado contactos para formalizar su precandidatura con el frente CAMBIEMOS que agrupa al PRO, a la UCR y a la Coalición Cívica, pero nadie le prestó atención a quien había desertado del radicalismo hacia las filas de Sergio Massa.

Aquí en 25 de Mayo, se hizo trascender, por si salía bien el osado intento, que dirigentes nacionales del radicalismo estaban "preocupados" o "interesados" por Canullán, lo cual era totalmente mentira, prueba de ello es que no tuvo lugar en CAMBIEMOS y tuvo que pergeñar otros mecanismos para su precandidatura.

Pero lo cierto y preocupante es que se trata de un precandidato a quien cualquier partido le venía bien.

Mientras estaba con Sergio Massa intentó infructuosamente negociar su precandidatura con CAMBIEMOS, y cuando el partido que postula a Sergio Massa no le oficializó la lista en vez de apelar la decisión de la Junta Electoral que le afectaba (recurso legítimo al que tenía derecho), utilizó una tercera vía: el desconocido partido "Todos por Buenos Aires", al cual, que se sepa, ninguno de los miembros de la lista de Diego Canullán está afiliado.

Muchos de quienes integran esa lista son personas de bien que están debutando en política, y seguramente, sin que se lo hayan propuesto y hasta sin saber detalles ni circunstancias, más por candidez que por otra cosa, ya forman parte de una oscura maniobra política.

¿Quién utiliza a quién? ¿Diego Canullán al partido "Todo por Buenos Aires"? o ¿el partido "Todos por Buenos Aires" a Diego Canullán? ¿Se sabrá algún día el contenido del acuerdo que une a ese desconocido partido con su flamante miembro y candidato? ¿Quién ha urdido esta ingeniería electoral ajena a las tradiciones veinticinqueñas?

¿Serán hombres comunes y de trabajo que quieren actuar en política para el bien común o políticos altamente profesionalizados, en el peor sentido de la expresión, que solo saben de artimañas y picardías con las que tanto han dañado a las instituciones de las que solo saben sacar provecho?

Cualquiera sea la respuesta, estamos frente un procedimiento incompatible con los principios de transparencia y honestidad que es necesario que imperen en la democracia argentina y más aun, en 25 de Mayo, donde debemos evitar contaminarnos con prácticas políticas despreciables.

(*) Abogado veinticinqueño y afiliado radical. Nota para el diario La Mañana cedida a "Diálogos" por Revista Renovación.

# Notas relacionadas
- Número puesto
- Otros precandidatos