"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Sin esposas

Justicia / Opinión

Conocida la sentencia judicial por la inocente muerte de Martín Recalt, el sabor agridulce resultó una constante por la impotencia familiar y los antecedentes que abre el fallo.

La mayoría esperó ver al ahora condenado con esposas rumbo a un calabozo, pero una previsible apelación hace que se retrase la condena efectiva de quien irresponsablemente condujo una camioneta bajo efectos del alcohol y a exceso de velocidad.

Horacio y Martín Recalt (foto de familia)
El ejemplo dado por los papás de “Tincho” es superlativo, porque cuando naturalmente pudieron verse abatidos por lo sucedido con su hijo, sacaron fortaleza divina para impulsar un rol de querellantes que ahora arroja un fallo ejemplar para quien mata al volante.

Se espera que tarde o temprano exista la cárcel efectiva para quien se robó la vida al promisorio futbolista veinticinqueño que ya se destacaba en las inferiores de Quilmes.

Lo ideal hubiera sido un cambio de carátula judicial para lograrse una pena realmente más contundente.

Sin embargo, por más duro que hubiera resultado el fallo, nada hubiera hecho devolver la vida, pero se augura que con la condena real los Recalt puedan recuperar –aunque levemente- algo de paz espiritual.

Papá Horacio lanzó un exabrupto al final del juicio, pero conociendo la conducta intachable, uno entiende que fueron palabras de impotencia. Hubo alguien que le mató un hijo, y ante ello es hasta imposible pretender cordura en el seno de una familia conformada por sudor y lágrimas para que sus progenitores tengan formación universitaria incluida.

Muchos conocieron a Martín por su formación en las divisiones inferiores de Sportivo, pero otros supieron de él en 25 de Mayo ante la tragedia. Inmediatamente se armó un conglomerado de oraciones, deseos y augurios que transformó el caso en una causa casi común para la sociedad.

En lo legal se hijo justicia, pero en lo sentimental no hay consuelo válido ante un hecho del que nadie queda exento.

Corresponde revaloriza la hidalguía de mamá Silvia para atender la requisitoria de “Diálogos” tantas veces fuera necesario en los últimos tiempos, comprendiendo que las urgencias comunicaciones nunca están en sintonía con el dolor sentimental.

Cada uno de los allegados intentó desde su lugar hacer mejor lo que creía le correspondía, con marchas, viajes, oraciones o informando.

En esta línea, hasta las acotaciones de las hermanas de “Tincho” en Facebook ayudaron a tener comprometida a la gente, basado principalmente en el respeto.

Todo el sacrificio familiar hecho hasta aquí queda sin más adjetivos calificativos. La memoria de Martín está a salvo y se ubica en un pedestal dentro del designio divino.

# Notas relacionada:
- Fallo
- Juicio
- Pensión
- Carta
- Dolor
- Muerte