"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Repetitivos

Espectáculos / Opinión

Pasó con el primer bimestre del año una de las mejores versiones del carnaval de 25 de Mayo dado el respaldo del público, la diversión de las pasistas, el ritmo de los músicos, el colorido de las carrozas y el acompañamiento climático.

Foto gentileza Raúl Medina
La recaudación final deberá arrojar asientos contables que alegrarán a varios, lo que resulta beneficioso para las instituciones y emprendimientos privados que componen la entidad organizadora.

Hecha esta introducción con las facetas alentadoras, corresponde remarcar diferentes aspectos que -desde el plano constructivo- se deberán mejorar y clarificar para hacer crecer a la industria carnavalera del espectáculo y del mini turismo.

Hay que solucionar la infraestructura de los baños públicos, ya que a los fijos ubicados debajo de las gradas no alcanzan los químicos instalados en diferentes lugares del corsódromo. La higiene fue una inmundicia.

Se hizo lento el expendio de víveres, con filas interminables por momentos cuando se produce el bache entre cada comparsa participante. Incluso, es inentendible como no existe el servicio a las mesas, lo que alentaría incluso a un mayor consumo.

Se recibieron quejas de visitantes por la falta de lugares para hospedarse, ya que no necesariamente una familia tipo puede afrontar el costo nocturno de un hotel del lugar.

Se tornó incómodo para los mayores el juego con nieve de los más niños, lo que se soluciona con educación en los hogares, al igual que la cantidad de basura desparramada por los asistentes con la visible falta de depósitos de residuos.


Con ser solidarios será suficiente en estos dos últimos temas.

Foto gentileza Raúl Medina
Sería bueno para la vista contar con carrozas más grandes, y para eso se elevaría la iluminación del corredor carnavalero, el que se robustece con luz del sistema público en momentos veraniegos de una alta demanda de energía eléctrica.

El canon por uso de espacios públicos también se debería actualizar, partiendo de la base de su publicidad por pertenecer al erario municipal.

Los cierres musicales con la elección de la reina local y en la fiesta provincial del carnaval fueron otros temas de discusión entre algunos veinticinqueños, ya que sería de mayor agrado la llegada de solistas o grupos popularmente conocidos frente a la oferta de espectáculos gratuito de envergadura en ciudades vecinas.

En el corsódromo se cobra la entrada cuando el show musical es aportado por el gobierno provincial, el que distribuye a los artistas contratados de renombre en los municipios afines a Daniel Scioli.

Toda competencia genera ganadores y perdedores, pero sobraron sornas hasta ofensivas cuando se hicieron públicos los votos del jurado en sus diferentes categorías. Es obvio que la fiesta del carnaval se hace entre todos, más allá de ocupar el primer o cuarto lugar en un podio.

Foto gentileza Raúl Medina
Insistimos en la idea de la creación de un bono de entradas a menor costo exclusivo para los habitantes de 25 de Mayo, lo que le aseguraría a la organización un número fijo de ingresos para toda la temporada independientemente de la inclemencia del tiempo.

Queda claro que el carnaval no es prioritario para el Ejecutivo actual, una decisión que se puede cuestionar en lo político pero que tiene todo el derecho de decidir por cuestiones de interés municipal.

Frente a las jugosas recaudaciones de cada noche del verano 2015, será saludable dirigir parte de esos fondos a mejorar obras de infraestructura del corsódromo, una manera de invertir a favor del futuro.

Fueron nueve noches a todo movimiento, incluido el masivo y libre carnaval de la alegría del feriado por calendario, donde una vez más fueron los jóvenes y mayores participantes de cada escuadra quienes impusieron la diferencia para hacer lucir a 25 de Mayo.