"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Detrás de pantalla

Medios / Sociedad / Entrevista

Inquieta y voluntariosa, dos características que se resaltan en Marcela Gamarra, una veinticinqueña que desde la pantalla televisiva local busca aristas diferentes que ayuden al vecino.

Predispuesta a la conversación con “Diálogos”, reflejamos algunos de sus pensamientos.

- Qué rol cumplís actualmente en Canal 3?
Actualmente hago la conducción de los programas “La casa de Marcela”, “La Revista” y en la semana a veces el “Noticiero”.

- Quién decide sobre la producción del material que ven tus televidentes?
En “La Casa” es mía, lo consulto con Manuel (Ramírez) para redondear ideas, este programa es mi pasión, lo quise dejar pero no puedo, me siento feliz y cómoda, pero sé que algún día terminará, ya lleva 14 años seguidos y la gente sigue respondiendo, es un placer.

Entrevistando para la TV
“La Revista” es de entrevistas que siempre lo pensamos con Marina Cabañas, ella es la camarógrafa y además quien lo edita, es un programa especial. Las entrevistas siempre son muy cálidas y permite verlo desde otro punto de vista al entrevistado.

En el “Noticiero” estoy entendiendo mi rol, me era muy difícil no preocuparme por las noticias del pueblo, que quedaba preocupada y no me sentía cómoda. A medida que aprendo de hablar con Jorge Manrique y Manuel Ramirez lo veo desde otro punto, lo que no significa que no me amarguen algunas noticias locales.

- Cómo te sentís frente a las cámaras?
Siento como que estuviera dando clases, la docencia siempre está a mi lado. De pronto, al hacer “La Revista” y el “Noticiero” hacen que frente a cámara me vea distinta, pero no me molesta, al contrario, he aprendido mucho más. Me gusta mucho el ida y vuelta con la gente y eso hace que no me de cuenta que tengo una cámara adelante, pienso a quien le estoy hablando y me divierte.

- Te cambió en algo ser conocida públicamente?
Nunca me puse a pensar si me cambió o no el ser pública o más conocida, pero por ahí tenes algunas ventajas, pero nunca las usaría porque mi trabajo. Por ahí me ayudó en mis talleres, darme a conocer, pero no te cambia cuando te gusta lo que haces, me encanta entrar a algún lugar y que me pregunten sobre recetas, plantas o moda ... a veces no sé todo, pero al estar en este lugar daría esa impresión.

No me cambiaría jamás la televisión, son medios como la radio que los descubrí y aun no sé cómo fue. Creo que me llamó Mario Montecchia para que cocinara y después Roberto Ferraris fue el que me propuso hacer mi primer programa “Con Marcela”. Este programa me permitió crecer y contactarme con gente del staff de “Utilísma”, viajábamos con Jorge (Manrique) y hacíamos notas a todas, desde Patricia Miccio a Mora Furtado entre tantas.

Muchas personas, hermosa época … (sonrisa) ya me fui, son muchos años, en total 20 seguro aunque estuve sólo 5 fueras de aire.

- Qué opinión te merecen los medios periodísticos de nuestra ciudad?
No sé si tengo una opinión bien formada, pero si debo –debemos- reconocer que se han superado mucho y todos tienden a superarse en la búsqueda de la información, algunos se juegan más en el momento que van a darla y otros son más cuidadoso en camino a la verdad.

En familia
Tengo una excelente relación con todos, y eso es lo que me gusta. En una ciudad como la nuestra, esto debe ser prioritario, al menos para mí que tengo otras vocaciones y pasiones como dar clases de decoración de tortas y cocina para chicos.

- Cómo diversificas tu vida entre los programas y la familia?
A mis hijos y a mi marido les debo todo, porque siempre me aceptan todas las locuras y me acompañan, sin mi motor. Sin ellos, y sin su colaboración, no podría seguir, pero para mí son muy importantes los tiempos en mi casa, los domingos son fundamentales en mi vida porque es tiempo completo y armamos toda la semana, arreglo el jardín con (mi esposo) Ricardo (Ramírez), tejo al crochet.

No hay una vez que no pueda recordar a mi abuela Ramona tejiendo, me dejó valor y pasión al igual que la cocina.

- Qué te gusta de 25 de Mayo?
Lo mejor fue educar y criar en plena libertad a mis hijos, y que esta ciudad con mis trabajos y con el de mi marido nos hayan permitido darle una carrera universitaria a mi hija Lucía y que Ulises (hijo menor) pueda terminar su (colegio) secundario en paz.

Me preocupa mucho todas las cosas feas que están llegando, la droga, el alcohol, el exceso de noche que tienen nuestros adolescentes y eso se transforma en una alarma. Me gusta estar involucrada en todo lo que puedo.

- Qué se debería cambiar para beneficiar a la ciudad?
Habría muchas cosas para cambiar o mejorar, pero no debe ser fácil seguramente. Con fe y voluntad me parece que tendría que cambiar de a poco la mentalidad de nuestra sociedad, a veces somos muy individualistas, y eso no ayuda a progresar, desde la limpieza de la ciudad hasta preocuparnos por el vecino.

Me gustaría que nuestros hijos puedan volver a trabajar a su ciudad y de esa manera devolverle todo lo que les dio, así ser agradecidos.

Nos faltaría seguir gestionando más micro emprendimientos pero locales y apoyarlos, ser escuchados y luchar para atraer jóvenes porque a veces tengo la sensación que se está transformando en una ciudad de gente grande, no de viejos, que se entienda.

Para la pantalla
Hay tantas cosas para mejorar, pero creo que si aprendemos a ser agradecidos, amables, respetuosos, cumplir las normas, creer y apoyar a nuestros gobernantes y ellos que sean más abiertos y que se permitan escuchar al vecino, entre todos podemos mejorar a nuestra ciudad.

Cuando ves fotos de 25 de Mayo de años atrás me pregunto … qué nos paso?. Pero no podemos mirar para atrás, debemos dejar la envidia, ser creativos, enfocarnos en un gran sueño local y seguirlo, porque solo la fe y la voluntad de querer cambiar nos va a permitir ser conocida como la ciudad que todos seguimos anhelando.

Por eso no tenemos que estancarnos, atrevernos a romper las propias limitaciones y saber que siempre podemos superarnos y seguir mejorando cada día a pesar de todas las circunstancias que se presentan y poder estar orgullosos de decir … soy de 25 de Mayo !!!