"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Reto

Política

La presidenta Cristina Fernández reclamó con énfasis a gobernadores e intendentes, en su reciente primer discurso del año por cadena nacional, que eviten los aumentos bruscos de tasas y tarifas.

En este contexto se puede encuadrar el fuerte incremento en las tasas que instrumentó, en las semanas recientes, la Municipalidad de 25 de Mayo con aval legislativo y de grandes contribuyentes, pese a las críticas bajo la mesa de algunos que públicamente apoyaron la iniciativa.

Presidenta argentina
Por ejemplo, la presión contributiva en tasas viales, en las tradicionales de otros servicios y nuevos como el aporte que se destina al cuestionado mantenimiento de la Laguna Mulitas, figuran entre los aumentos que deben afrontar los veinticinqueños.

Es que los municipios se escudan en que deben aumentar sus tasas porque las provincias no giran los fondos suficientes a tiempo, y por el incremento de costos, cada vez se hace más difícil cubrir obligaciones como el pago de salarios.


Con varias chicanas a las que acostumbra en sus mensajes, Fernández cuestionó veladamente al gobernador Daniel Scioli por la intención de cobrar una tasa sobre los combustibles, a pesar de que el bonaerense dio marcha atrás con esa iniciativa.

"Yo sé que mucha gente tiene ganas de ser presidente o gobernador pero el mejor ejemplo que pueden dar es no hacer esas cosas, porque si se hacen esas cosas de intendente o gobernador, las que se pueden llegar a hacer de presidente", disparó la jefa de Estado.

Por eso, Cristina pidió "gradualismo" para incrementar impuestos a los ciudadanos. "Cuando se habla de inflación hay que colaborar cada uno para que los precios no se trasladen en cascada", concluyó.

Con picardía, entre vecinos podemos susurrar: “Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”.