"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Bicentenario

Sociedad / Política 

La conmemoración del Bicentenario de uno de los hechos fundacionales en la historia de Argentina.

Esta emblemática ‘Declaración de la Independencia’ fue decidida por el Congreso de Tucumán el 9 de julio de 1816, como parte de un proceso traumático de constitución de un nuevo orden político en lo que había sido el Virreinato del Río de la Plata.

Dada la trascendencia, en nuestro distrito bonaerense de 25 de Mayo y en el resto del país, se celebra la fecha bajo diferentes formatos protocolares con participación ciudadana.

Los actos del viernes 8 se centraron en la Plaza Mitre y en el Concejo Deliberante, mientras que los propios del sábado 9 en Norberto de la Riestra.

La transición de un régimen colonial vigente durante tres siglos, sostenido en la legitimidad de un rey que tenía un mandato divino, a uno nuevo y distinto fue dura y difícil.

La revolución argentina se produjo en medio de una crisis de legitimidad en el mundo.

Tras la crisis desatada en España con la doble abdicación de Bayona, en mayo de 1810, en Buenos Aires, el cabildo proclamó el antiguo principio castellano de que ante la vacancia monárquica la soberanía se había revertido a los pueblos.

Del mundo de las revoluciones se pasó al del la restauración. Ése era el mundo que enfrentaban los congresales de 1816.

Hispanoamérica vivía un tembladeral, por lo que quedaba sólo hacer explícita una independencia que ya existía de hecho desde 1810, armarse y luchar hasta el final para hacerla efectiva.

Este proceso fue muy difícil y complejo porque se trató de una transición traumática a un nuevo orden político.

De un régimen absolutista asentado en creencias difundidas durante siglos se pasó a uno nuevo basado en los derechos del hombre que por ser libre era soberano pero que por vivir en sociedad debía delegar ese poder en forma limitada, por un tiempo y dividido en tres poderes que se controlaban, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

#NdeR: Ver aquí curiosidades en 200 años de historia

Foto de Fernanda Aguerre, ganadora concurso local popular