"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 118 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Hipertenso

Política

(Nota actualizada con nombres de concejales que integran el interbloque Nuevo Siglo / CC-ARI)

Durante una sesión extraordinaria y en medio de cruces verbales picantes, el productor agropecuario Jaime Meda (foto) asumió finalmente como concejal por la junta vecinal Nuevo Siglo, en reemplazo de Marina Cicala que pidió licencia tras ser edil por unos pocos minutos.

Este entuerto surgió por la renuncia a la banca por parte del comerciante Silvano “Kiko” Ortega, aduciendo problemas de salud.

El flamante representante legislativo de la intendente Victoria Borrego es nuevo en la arena política, dentro de una estructura de candidatos que buscó nutrirse con vecinos reconocidos pero sin ligazones públicas a los tradicionales partidos.

Meda estaba en el cuarto lugar de la lista vecinal y en las elecciones de octubre pasado llegaron los dos primeros a la banca del Concejo Deliberante de 25 de Mayo.

Por ello que para acceder, primero debió asumir Cicala –tercera candidata- e inmediatamente pedir licencia dado su actual puesto como Directora de Cultura.

Para no quedar en incompatibilidad de funciones, previamente también debió pedir licencia en el área de Cultura, lo que disparó reprimendas políticas. Por un instante, Cicala superpuso dos licencias, lo que llevó a pedirse en un futuro inmediato la reforma del código interno de licencias en el Concejo Deliberante.

El segundo lugar de la lista de Nuevo Siglo fue ocupado por Daniel Fredes, quien cumple sus funciones normalmente. Junto a María Emilia Fioretti, Cecilia Germano y Marcos Ibarra Davel, los cinco conforman el interbloque Nuevo Siglo / CC-ARI.

Ortega dijo haberse sentido tensionado en su desconocida función de concejal y tras una serie de chequeos médicos, su cardiólogo le diagnosticó hipertensión.

Tras el consenso familiar e intercambio de opiniones en el seno de la junta vecinal, decidió renunciar.

Las opiniones de vecinos fueron dispares en las redes sociales, entre los que afirman que la política no es para gente honesta hasta lo que defienden la gestión pública realizada por gente que soporte toda clase de presiones.