"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 11 ó el mes 122 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Correligionarios

Política / Columna

Por Eduardo Tironi (*)

Es obligación participar en la vida del Comité.

Correligionarios: antes que termine mi corto período como presidente, asumí en diciembre del 2013, quería dejarles algunas ideas a modo de aclaración sobre ciertas cuestiones de la vida interna del partido.

Primera aclaración, yo soy radical “a secas” no pertenezco al grupo de Juan ni de Pedro, ni de nadie, tal vez sea un error, tal vez por eso no seré presidente, no me interesa, hoy es así. Hago militancia partidaria y eso exige tomar decisiones sobre acuerdos y desacuerdos. Sobre personas y dirigentes. Sobre interpretaciones de las posiciones del partido.

Pero con el bagaje que me dio la UCR para pensar me alcanza. Si, necesito dialogar, consensuar y llegar a acuerdos, somos gregarios. Sería estúpido no recocer mis limitaciones.

Además hay que tomar decisiones, optar, en la vida siempre hay que elegir. Está claro entre nosotros que no existe el “apoliticismo”.

Mi intención era tener un Comité de puertas abiertas, e invitado a todos los radicales a participar del mismo sin hacer acepción de personas por ninguna circunstancia. Siempre que abrí el comité me aseguré de invitar a todos. Creo que esto está probado.

Cada vez que existía una reunión, evento, o recibía invitaciones o información lo he comunicado de inmediato. Cuando he ido a eventos radicales los he grabado y socializado. Quiero decir todo lo que estuvo en mis sentidos y que tenía que ver con el partido lo he comunicado a los radicales de 25 de Mayo. Al instante. En bruto. Sin procesar.

También he opinado, hacia adentro y hacia afuera, porque pienso que el presidente de un comité debe tener voz política, somos un partido político, es decir tenemos una visión de la realidad, una filosofía política, una visión parcial, sesgada e ideológica de ver la realidad. Para nada comparto la idea del “fin de las ideologías” o “fin de la historia” de autores como Bell o Fukuyama.

Pero suponiendo que lo principal lo compartimos, sigamos con las formas.

He puesto a disposición una estrategia de conducción abierta para que cualquier radical que tenga una idea que nos agregue valor como partido político sea acompañada por el comité. Esto es lo importante, haya o no tenido suerte.

Para no cansarlos y yendo al título, y finalmente; como presidente me pareció razonable no malgastar energías en elecciones internas porque somos hoy un partido más pequeño, enmarcado en una crisis de credibilidad y participación de los partidos políticos.

Con tal objetivo fui a visitar a los referentes del partido para ver de qué manera podríamos armar una lista de unidad.

No logre el objetivo. Ni siquiera pude verlos a todos, pues era ya era inútil.

Pues bien transcurrido un lapso prudencial di por mi parte terminadas las gestiones. Así lo comunique por mail a todos ustedes tiempo atrás. Hasta acá nada nuevo bajo el cielo de nuestro centenario partido.

Lo que me parece erróneo, equivocado y que atenta contra la recuperación de nuestro partido es no participar en el comité, que es la institución que tenemos para usar como plataforma orgánica para hacer política. Es más, es un deber de todo dirigente radical participar de la vida del comité. Para un radical no existe la política fuera del partido. Debe nacer en el partido y de ahí salir a misionar y comunicar nuestras propuestas o ideas.

No somos massistas, ni sciolistas, ni kirhcneristas, ni macristas, ni seguimos a persona alguna.

Somos la UCR. No seguimos personas, seguimos ideas. Por lo tanto debemos participar como sea, con lista de unidad, o sin lista de unidad, pero dentro del partido, orgánicamente.

Amigos, la disyuntiva es simple. O partidos políticos o personalismo. O ideologías o marketing. O procesos históricos o planes grupales.

Vivimos en una democracia a medias, como diría Carlos Strasser, la UCR esta llamada a evolucionarla, a desarrollarla, a perfeccionarla, a luchar contra la pobreza, la corrupción , la anomia, a poner en plena vigencia la Constitución Nacional, cuanto menos, en fin, tenemos una tarea enorme por realizar.

O intentamos hacerla o seremos historia y olvido. Y es enorme porque esta tarea debe ser, además, provincial y nacional. Pero sin una fuerte vida partidaria estamos perdidos.

 (*) Presidente de la UCR de 25 de Mayo. En septiembre pasará a secundar a Mauricio García en la conducción del comité local cuando sea proclamada la única lista presentada para las internas del partido.