"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Colateral

Política / Economía

Mínimos efectos tuvo la huelga nacional en la actividad de los veinticinqueños, quienes en su mayoría habían tomado previsiones por trámites o viajes a centros poblados donde la medida alcanzó un alto acatamiento.

Apenas algunos negocios no contaron con la visita de proveedores y otros muy pocos trabajadores optaron por avalar la medida gremial. Se vieron alumnos concurriendo a colegios y a comerciantes junto a empleados en las entidades bancarias.

Hugo Moyano / Cristina Fernández
Centrales sindicales argentinas desafiaron este jueves con una amplia huelga general de 24 horas a la gestión de la presidenta Cristina Fernández, cuya popularidad se debilita mientras una alta inflación golpea el poder de compra de la población y crece la violencia urbana.

La protesta, a la que adhirieron sindicatos del transporte público y gremios importantes como camioneros y trabajadores estatales, busca un reajuste de los salarios y una disminución de los elevados impuestos a las remuneraciones, tras una devaluación del peso de 35 por ciento en 12 meses.

Pese a que los estilos de vida son muy diferentes entre una ciudad como 25 de Mayo y las gigantes urbes del país, las consecuencias económicas afectan a todos.

# Comunicado

El siguiente material llegó desde la Agrupación Líneas Rojas, bajo la responsabilidad del dirigente veinticinqueño de izquierda, Emiliano Marín.

“Ni con (Hugo) Moyano, Ni con (Luis) Barrionuevo, Ni con (Pablo) Micheli, con los trabajadores, este 10 de abril paramos todos. La crisis económica capitalista se hace sentir y con ella aparece el tan temido ajuste, que como de costumbre, cae con todo su peso sobre los trabajadores.

Esta realidad no es ajena a los trabajadores de nuestra ciudad, quienes además padecemos un atraso de oferta laboral y salarial, demostrando que sobran motivos para sumarse al paro nacional.

Si miramos los salarios de las principales fuentes de empleo de nuestra ciudad, veremos que los trabajadores del calzado y los peones rurales alcanzan con suerte los 3.500 (pesos), quienes en su mayoría no están registrados, los empleados de comercio apenas si llegan a los 3.000 pesos, o los contratados municipales y enfermeros del (Hospital) Unzué, que ni si quiera alcanzan el valor del salario mínimos, vital y móvil fijado por el gobierno nacional, pues sus salarios rondan los 2.500 pesos mensuales, salarios todos, muy por debajo de representar un ingreso digno.

En estos meses además nos hemos enterado de un aumento escandaloso en las tarifas de gas y luz, que empujará sin dudarlo, un aumento de precios, que llevará la inflación a un 40 por ciento anual aproximadamente. Mientras tanto desde el gobierno quieren fijar un techo del 25 por ciento de aumento salarial, algo totalmente ridículo que sólo provocaría una pérdida sustancial del salario real.

Otro punto a tener en cuenta es el gran número de trabajadores que no están registrados y los tercerizados -que según fuentes oficiales nacionales suman el 40 por ciento de la clase trabajadora-, algo que en 25 de Mayo vemos sobre todo en el rubro de la construcción.

Lamentamos que el Partido Obrero de 25 de Mayo, quien en las últimas elecciones se alzó con casi 1.000 votos, no impulse ningún tipo de acción para lograr un aumento salarial que pueda frenar en parte la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores de la ciudad.

Desde nuestro lugar llamamos a todos los trabajadores a unirnos y organizarnos en pos una lucha salarial que permita mantener y aumentar nuestra calidad de vida y a hacer frente tanto a las burocracias sindicales como a los gobiernos y a los empresarios para que sean ellos, y no nosotros, los que tengamos que bancar la inflación y el ajuste.

Dicho esto, nos sumamos al paro y dejamos nuestra propuesta de organizar una coordinadora de trabajadores venticinqueños en lucha por el salario, contra el ajuste y la inflación”.