"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

Mosqueteros

Deportes / Sociedad

Detrás de una vuelta olímpica suele verse netamente un resultado deportivo, pero pocos conocen la entraña de un grupo cuando los objetivos se cumplen en diferentes etapas.

El fútbol de 25 de Mayo termina de consagrar a Pedernales como el mejor del año pasado, un resultado dentro de la lógica por lo demostrado en la mayoría de los partidos, aunque el logro tiene un profundo compromiso por parte de gente identificada con esa institución.

J.Moscoloni, G.Brescia y W.Tanoni
Obviamente que la tarea de los jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y simpatizantes ocupan un sitial de relieve, porque en conjunto pudieron festejar lo que de manera individual hubiera sido imposible.

Es hora de revalorizar algunas conductas, ya que el triunfo involucra a todo un poblado enrolado bajo los relucientes colores verde y blanco.

Por todo esto, en “Diálogos” queremos concentrar la atención en la tarea de un trío que, en la etapa de jugadores, marcó una página importante, y ahora desde la conducción técnica, deja una promisoria camada que excede el correr o disputar una pelota de fútbol. Junto a ellos hay laderos anónimos no menos trascendentes.

Hablamos específicamente de Javier Moscoloni, Walter Tanoni y Gabriel Brescia, los “mosqueteros” responsables directos de la historia de éste Pedernales campeón que eriza la piel.

BOSQUEJO CRONOLOGICO

En voz de sus directos protagonistas, el historial reciente se armó casi con las manos vacías al inicio hasta los trofeos que ahora lucen en las vitrinas.

1 - El trío tomó la responsabilidad futbolística a mitad del 2012, desde donde se jugaron tres campeonatos: en el primero se perdió en la final con Argentinos, instancia recordada por los disturbios, en el segundo se quedó eliminado en semifinales ante Plaza España por penales y en el tercero se logró la vuelta olímpica frente a los mismos “decanos” y una semana después se consiguió la Copa de Campeones contra los aguerridos “dragones”.

2 - Con la divisional ‘reserva’ se conquistó el certamen “Clausura” del 2013.

3 - Detrás de estos progresivos avances hubo mucho trabajo y sacrificio, ya que se comenzó a trabajar primero en la disciplina, inculcándoles a los jóvenes de edad que para jugar había que entrenarse y cuidarse, algo tan obvio pero que en Pedernales parecía perdido.

Pedernales campeón !!! (Foto Raúl Medina)
4 - Se recuerda que las primeras prácticas se conformaron con apenas unos cinco jugadores, los cuales generalmente llegaban tarde, y desde ahí se armó la estrategia de visitar a otros para convencerlos de las virtudes del entrenamiento, al punto de que en un mes se armó un plantel de 30 a 35 jugadores, todos del pueblo.

5 - Frente a lo que ya era “todo un logro”, ahí se empezó a conversar con gente conocida para pedir recomendaciones de jugadores foráneos, para probarlos y ensamblar el conjunto.

6 - Hubo un enorme gran sacrificio de los jugadores durante todo este período, en el cual no se suspendieron las prácticas, las que varias veces se hicieron con lluvia, en veranos con 40 grados y en inviernos con temperaturas bajo cero.

7 - Por no tenerse instalaciones ideales, Brescia se las ingenió para entrenar por las calles de Pedernales o armar circuitos en las plazas, algunos realmente muy duros, casi con exigencia militar. Siempre imperó la banca, el respeto y la predisposición.

8 - En cuanto a los jugadores foráneos, la principal exigencia fue tenerlos un día antes de los partidos, generalmente el sábado en el pueblo norteño, donde se reacomodó una casa del club para hospedarlos, en otro enorme esfuerzo a pulmón de la comisión directiva.

9 - Así se llegó al armado de un grupo compacto entre los jugadores locales y los que llegaron de afuera, donde se pudo entablar amistad, la cual se reflejó en la cancha como síntesis del proceso. Se corrigieron errores y se superaron críticas.

10 - “Hay mucho más para relatar y contar, por eso digo que este grupo se merecía ganar algo porque son grandes jugadores, pero mucho mejor personas y lograron conformar un grupo increíble. También fue muy lindo compartir el banco y el trabajo con Walter y Gabriel –todo ad honorem-, con quien tuve la oportunidad de ganar varias cosas como jugador y hoy lograrlo como técnico es un orgullo”, sintetizó Javier Moscoloni ante la consulta de “Diálogos”.

Gracias al fútbol y a estos jugadores que quedaron en la historia del club, y por haber hecho feliz al pueblo que amamos. Fue muy lindo, vimos a la gente con lágrimas, a otros estrechándose en abrazo interminable, contamos con conocidos de nuestra generación que se llegaron para apoyarnos … gracias, gracias, gracias a todo !!!”, concluyó.

Así, con nuestro weblog jugamos a las semejanzas en algunas páginas a la atrapante obra literaria “Los tres Mosqueteros” del novelista y dramaturgo francés, Alexandre Dumas.