"DIALOGOS", comunicación simple para compartir / Weblog de interacción social, idea comunicacional desde Argentina / Recorriendo el año 10 ó el mes 120 / Edición MMXVII / Página central: dialogosenweb.blogspot.com.ar / Editado en 25 de Mayo (Bs.As.) ó en CABA / Expresión libre sin fronteras ni fines comerciales / Ubicables en Blogger, Facebook, Twitter y YouTube / "DIALOGOS", comunicación simple para compartir

La vencida?

Política / Economía

Pasó desapercibido aunque el anuncio es rimbombante.

La presidenta Cristina Fernández se comprometió a poner al día las deudas en obras públicas que involucra viviendas y rutas, lo que renueva la esperanza a un eventual reinicio en la demorada ruta 40.

En el marco de la reciente 60ma. convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), la mandataria reconoció públicamente las demoras y las maneras de girar los fondos a las empresas involucradas.

La tan esperada construcción de la ruta 40, en su primer tramo entre 25 de Mayo cabecera y el paraje Martín Berraondo viene de vieja data, con promesas  inclumplidas en las últimas administraciones políticas.

Las empresas que trabajaron fluídamente hasta el primer trimestre del año se vieron forzadas a abandonar lentamente sus planificaciones por los atrasos en los pagos de diferentes documentos.

Antiguo cartel rutero con promesa incumplida

El año lluvioso provocó desmoronamientos y daños en diferentes trabajos de la traza, la que pese a su corta extensión a ser asfaltada no deja de ser vital para la economía regional e importante para una mayor integración con el norte del partido veinticinqueño.

Se desea que el progreso demorado se haga realidad de una vez, en este caso en materia de infraestructura, que también comprende al destrozado acceso Moisés Lebensohn, al que nuevamente le realizan parches sectoriales.

Un historia repetida y por ahora de nunca terminar.

La presidenta Fernández admitió en la convención de la CAC, aunque llamó poderosamente la atención su sinceridad, que este año se vive un freno en el sector de la construcción, siendo una de las causas el impacto de la crisis de Brasil, el principal socio argentino.

Ante la mirada incrédula de algunos empresarios, defendió la decisión de impulsar las transacciones en moneda nacional (el depreciado peso) y además el modelo económico de tomar medidas contra cíclicas para evitar endeudamiento externo, camino que el país tiene vedado por su gigantesco incumplimiento hace más de una década.